3R: Reducir, Reutilizar, Reciclar

3R: Reducir, Reutilizar, Reciclar

La contaminación es la modificación de las condiciones naturales del Ambiente por la acción de elementos extraños a él. Muchos cursos de agua, los suelos y el aire están contaminados y el único responsable es el ser humano.

La calidad de vida de la población empeora día a día y muchas son las causas que provocan esta situación. Estos problemas ambientales afectan ciudades, áreas rurales y regiones del Planeta en general.

Para mejorar el ambiente se debe educar a la sociedad para que respeten la Naturaleza y que tomen conciencia sobre la necesidad de realizar acciones, todos juntos, para enfrentar el problema del Medio Ambiente.

El error más grande que puede cometer una persona es “No hacer nada porque sólo puede hacer un poco”

Debemos comprender que el gobierno y las empresas no pueden reparar el daño ecológico y la contaminación que generan millones de personas.

Recordemos que así como somos la causa del problema, también somos el punto de partida de la solución. En realidad, todos podemos hacer pequeñas mejoras, todos los días, para tener una Planeta más habitable.

Todos los desechos hogareños, industriales y comerciales, se consideran basura que contamina el ambiente. La basura produce mal olor, generan insectos, roedores y otros animales que pueden transmitir enfermedades.

Nuestras ciudades son productoras de grandes cantidades de basura. La solución tradicional fue arrojarla en basureros a cielo abierto. Los cuales se convirtieron en criaderos de ratas, originando de epidemias, y siendo una fuente de contaminación de aguas y productores de olores.

Cuando los grandes basurales se saturaron se pensó en la incineración, y las ciudades quedaron cubiertas de humo que ennegrecen las ropas y los pulmones.

Recientemente, en la mayoría de las ciudades, se eligió la basura como relleno sanitario. Este sistema consiste en enterrar la basura en terrenos próximos a las ciudades, que por ser bajos inundables, no tienen uso urbano. El problema fue, que al rellenar un bajo se producen inundaciones en otras tierras.

La población aumenta, y con ella los desperdicios que genera. Para evitar que nos “cubra la basura” debemos poner en práctica “la regla de oro” Reducir, Reutilizar y Reciclar. Para darles un tratamiento correcto y eficaz a los residuos sólidos.

  • Reducir: Si optamos por una alimentación sana y natural, reducimos el consumo de alimentos envasados y enlatados. De esta manera disminuimos la cantidad de residuos plásticos, vidrios y metales. Otra opción es disminuir el tamaño de los embalajes, eliminando objetos superfluos y descartables. También comprando bebidas en envases retornables y no descartables.
  • Reutilizar: Este concepto apunta a usar varias veces el mismo elemento o darle diferentes usos. Antes de tirar un papel asegurarnos de que esté todo escrito. Cuando compramos zapatillas usar la caja para guardar cosas. El uso de bolsas de tela para reemplazar las bolsas de plástico. Usar frascos de mermelada vacíos para guardar tornillos.
  • Reciclar: Es posible usar materias primas de algunos residuos para fabricar nuevos objetos. Desechos orgánicos para fabricar abonos naturales. Usar papeles viejos para Fabricar papeles nuevos, disminuyendo la tala de árboles, ahorrar agua y energía. También se pueden reciclar el vidrio y el metal.

Fuente: http://www.oni.escuelas.edu.ar