publicite

publiquen

banners-wa

aviso-con-foto

Top 10 de hoy

Bosques

Hemos hablado de los beneficios de los árboles, pero hoy nos enfocaremos en un conjunto de árboles que llamamos bosque. Aunque un bosque no es simplemente un conjunto de árboles, en realidad conviven una gran cantidad de seres vivos que benefician al hombre de diversas maneras.

Hoy, entrados en el siglo XXI, ya no podemos desconocer que los bosques nativos brindan una gran variedad de bienes y servicios, algunos muy evidentes y otros no tanto.

León Tolstoi expresó “Hay quien cruza el bosque y sólo ve leña para el fuego”. Pero dentro de los bosques se encuentra maderas con la que se construyen viviendas, aberturas, muebles, corrales, varillas, tranqueras y artesanías. Alcanza con mirar alrededor para descubrir la madera en muchos objetos.

Otros productos que puede aportar el bosque son frutos, hongos, pastos, plantas ornamentales, fibras, cañas, plantas aromáticas, condimentos, materia prima para artesanías, medicamentos, miel, etc.

También es importante remarcar los servicios que ofrece el bosque que no se aprecian y son desaprovechadas porque no son fáciles de cuantificar y valorar por la sociedad. Entre ellos podemos destacar el refugio para diversos animales como es el caso de las aves, anfibios, reptiles, mamíferos, insectos y herbívoros. Podemos sumar a esta lista la estabilización del suelo, ofrecer un lugar de recreación y ecoturismo, protección de cuencas, producción de oxígeno y fijación de carbono que ayuda a disminuir el calentamiento global, sombra para los animales y como elemento conservador de la biodiversidad.

De estos valores que produce el bosque, llamados intangibles, el propietario no percibe nada. Ni siquiera una devolución o reducción en sus impuestos que le ayuden a realizar sus labores de instalación, mantenimiento y defensa de estos bosques.

Si la sociedad quiere disfrutar de la variedad de bienes y servicios, que ofrecen los bosques nativos, se hace imperioso que aporte ayudas a quien tiene el interés y la constancia de conservarlos. Considerando que un propietario forestal activo es un defensor del medio natural, y como tal, merece nuestro reconocimiento.

Esperemos, que en el futuro, los bosques nativos sean valorados como bienes naturales, un valor que se identifica en paisajes, parques y entornos naturales. El estilo de vida moderno y artificial crea una demanda social de ambientes naturales, lo cual genera una alternativa económica relacionada con el turismo ecológico o de aventura.

“La nación que destruye su tierra, se destruye a sí misma. Los bosques son los pulmones de nuestra tierra, purifican el aire fresco y dan fuerza a nuestro pueblo”.

Franklin Roosevelt