Camellones fértiles II

En la nota anterior se describió cómo realizar los camellos fértiles y sin duda en ellos la verdura se desarrolla de manera considerable y abundante.

Se realizan en huertos orgánicos, donde se cultiva imitando lo más fiel posible a la naturaleza. De esta manera ella nos enseña cómo hacer para garantizar que vamos a comer algo saludable..

Esta técnica demuestra que sobre el tema huertos orgánicos no hay recetas fijas, hay que aplicar el viejo y sabio proverbio: “Probar pasa por estudiar”.

¿Cómo funciona un camellón fértil?

Dentro de la “barriga” del camellón se da una lenta descomposición de los residuos que se agregaron, lo mismo que sucede en una abonera. Estos procesos generan calor que favorece a los cultivos sembrados en la superficie y aporta los nutrientes que estos mismos vegetales necesitan. Con estos dos aportes se logran abundantes producciones.

¿Cuánto dura este tipo de camellón?

Un camellón fértil se mantiene durante 5 o 6 años. A medida que pasa el tiempo, debido al proceso de descomposición, el material va disminuyendo. A causa de esta disminución la producción de calor es menor.

Por último se origina, a partir del material orgánico acumulado en capas, un manto de humus de 30cm de espesor aproximadamente.

Ventajas e inconvenientes

Se debe confrontar aquí las ventajas y los inconvenientes del cultivo en camellones fértiles. Y las conclusiones finales debe sacarlas cada uno de su propia experiencia.

Ventajas:

  • Calentamiento del suelo: permitiendo sembrar más temprano y siendo favorable en lugares fríos.
  • Incremento del humus: origina año a año tierra fértil por sí mismo. Es recomendable durante la transformación al método biológico, hasta que el resto del terreno tiene tiempo suficiente para construir su capa de humus.
  • La superficie de cultivo aumenta: aumentando la cosecha de productos en huertos pequeños.
  • Un buen drenaje: no se inunda, ni genera estancamiento de agua.
  • Abundante crecimiento de las raíces: se logra gracias a las capas porosas y ricas en humus.
  • Facilidad en el trabajo: evita tener que andar agachado.

Objeciones:

  • Desplazamiento de las capas naturales del suelo: la capa donde se produce la descomposición queda abajo, mientras que naturalmente se encuentra arriba, ya que los seres vivos que realizan dicha descomposición necesitan mucho oxigeno. Por esto es importante construir el camellón bien aireado.
  • Peligro para las raíces: naturalmente se encuentran por debajo de la zona de descomposición, en cambio en el camellón se encuentran por encima o dentro de la zona de descomposición.
  • El camellón se seca rápidamente: el agua fluye rápidamente hacia abajo, y sin embargo no puede subir a través del sustrato del camellón. Por esto, en los primeros años debe regarse periódicamente.
  • Ratones y otros visitantes utilizan los camellones como refugio.
  • Demasiado gasto: algunos opinan que con cubiertas plásticas se puede dar calor adicional, el abonado da menos trabajo si se hace con superficies de compostaje normales.

Fuente: “Jardín y Huerto Biológicos” Marie-Luise Kreuter. Ed. Mundi prensa. 1994.