Glaciares: peligro de deshielo

Los glaciares, esas grandes masas de hielo presentes en el planeta, se están derritiendo. El cambio climático y el calentamiento global está provocando una rápida disminución de sus superficies y los expertos nos advierten sobre algunos peligros que afectarán a la población y originarán fenómenos meteorológicos extremos.

El fenómeno del deshielo de los glaciares se agravó en la década pasada a causa del recalentamiento del planeta, el cual es consecuencia del cambio climático provocado por la emisión de gases invernaderos de autos y fábricas.

El calentamiento global destruye los glaciares a través de dos efectos. Por un lado, los hace avanzar más deprisa arrojando más hielo a los mares. Por otro lado, los icebergs procedentes de los glaciares se están derritiendo más deprisa porque el agua de los océanos está más caliente. Si los hielos se derriten completamente los océanos se elevarían un metro.

Los glaciares de Alaska, los Andes y los Alpes dan muestras de un rápido deshielo. Un estudio de la Universidad de Zurich (Suiza) confirma que han perdido una quinta parte de su superficie durante los últimos 15 años.

La pérdida de hielo que sufren los glaciares hace que suba el mar 0,1 milímetros por año, incrementando el riesgo de inundaciones en muchas zonas costeras del planeta.

El cambio climático ya hizo desaparecer el 70% de la superficie de los glaciares en los Pirineos, en los Andes y en los Alpes Austríacos. Según expresan los expertos, los más pequeños pueden desaparecer por completo en 20 o 30 años.

Por causa del deshielo de los glaciares muchas poblaciones tienen problemas para obtener agua potable. Una tercera parte de la población mundial depende de los ríos que nacen de los glaciares del Himalaya. Además los ríos traen menos caudal de agua afectando la producción de energía hidroeléctrica.

Los glaciares tropicales que cubren el Kilimanjaro desde hace más de 11 mil años podrían desaparecer en menos de dos décadas debido al calentamiento atmosférico. Los glaciares de Alaska también se derriten a un ritmo más elevado y son la principal fuente de la elevación del nivel de los océanos en todo el mundo.

La comunidad de indios nativos americanos que vive en los territorios del noroeste de Canadá, los Inuik, difundieron que el calentamiento global está teniendo efectos en la fauna y la flora. Los cambios originarán inundaciones, sequías, pérdida de arrecifes de coral, aumento del nivel del mar y extensiones de enfermedades como la malaria.

Perú tiene el mayor número de glaciares tropicales de América Latina, que alimentan gran parte de los ríos de la costa desértica de este país, cuyas aguas son utilizadas por más de la mitad de la población.

El cambio climático empezó hace 50 años y el planeta está viviendo el período más cálido de los últimos 10.000 años. Si bien los cambios han sido graduales podrían conducir en un futuro a climas extremos.