publicite

banners-wa

publiquen

aviso-con-foto

Top 10 de hoy

Heladas

La llegada del invierno pone en alerta a todo jardinero y horticultor por las posibles consecuencias que trae el frío, sobre todo cuando las temperaturas alcanzan valores por debajo de cero grados centígrados. A esta temperatura el agua se congela, es decir pasa del estado líquido al estado sólido. Cuando esto último sucede se lo denomina helada.

Pueden darse dos tipos de heladas, la “Helada Blanca” y la “Helada Negra”.

  • HELADA BLANCA: es fácil distinguirla, pues todo lo que nos rodea está de color blanco debido a que se encuentra cubierto de hielo. Se ve todo blanco a consecuencia del rocío congelado. Al bajar la temperatura el agua en estado de vapor se convierte en agua líquida y luego se congela formando hielo en la superficie del pasto, autos, plantas, etc.
  • HELADA NEGRA: es más difícil de distinguir, se hace necesario observar un termómetro que nos confirme que la temperatura está o llegó por debajo de cero grado centígrado. No es tan evidente porque no vemos hielo y el agua que se congela está dentro de las plantas. Este tipo de helada causa mucho daño, al congelarse el agua forma cristales dentro de los tejidos de las plantas causando su muerte.

Las heladas suelen suceder en determinadas fechas del año, si uno quiere conocer la época de heladas de la zona debe consultar con organismos que recolectan información climática y la estudian, por ejemplo el INTA. Por supuesto, estos datos no son exactos, sino más bien estimaciones. Además pueden darse heladas antes o después del período estimado, cuando la helada se da antes se le llama “Helada Temprana” y cuando se da después “Heladas Tardías”.

Si se presta atención, uno puede aprender a estimar la probabilidad de que exista un riesgo de helada. Simplemente se debe tener en cuenta qué condiciones tienden a bajar la temperatura. Algunos factores climáticos que favorecen que suceda una helada son; un cielo sin nubes, viento frío y temperatura ambiente muy baja durante el día.

Si se quiere evitar los efectos negativos causados por heladas, una buena opción es cultivar especies adaptadas a las temperaturas de la región. Aún así, si se tiende a tener plantas que no resisten el frío, existen algunas recomendaciones para afrontar los fríos del inverno.

  • CESPED: Antes de que comiencen las heladas es bueno echar una delgada capa de hojas al césped para que no se queme con el frío, la naturaleza lo hace durante el otoño con la caída de las hojas. Se recomienda dejar el césped con un crecimiento mayor a 5 cm, porque si se congela lo hará en la parte superior y no dañará los puntos de crecimiento ubicados al ras del suelo.
  • COBERTURAS: Existen varias opciones a la hora de proteger las plantas de los fríos intensos. Lo mejor es optar por materiales que conserven la temperatura por encima del punto de congelamiento, como por ejemplo papel de diario, cartón, telas, pao pao, paja cortada larga, etc. Protegiéndolas de la lluvia con un nylon. El nylon no es una opción recomendable para evitar que las plantas se hielen. Si bien, levanta temperatura durante el día, llegada la noche la temperatura baja tanto como afuera, permitiendo que las plantas se congelen. Si se llegara a usar para hacer un invernadero es necesario calefaccionar.
  • REGAR: La humedad es buena amortiguadora de temperaturas. El agua presente en el ambiente se congela y para ello debe perder calor, calor que libera a su alrededor. Cuando se rocían las plantas con un aspersor durante el descenso de la temperatura, el agua se congela y el calor que libera mantiene a las plantas a temperaturas mayores a cero, evitando que se congelen los tejidos del vegetal. Es decir, se produce una helada blanca y no una negra, siendo esta última más perjudicial.
  • CORTINAS: Sirven para evitar que los vientos fríos hagan contacto directo con las plantas. Pueden hacerse de diferentes materiales, como por ejemplo madera, chapa, telas, nylon o plantando cercos vivos siempre verdes. Deben ubicarse del lado de los vientos fríos, que generalmente soplan del sur.