Riesgos y beneficios de la nanotecnología

Riesgos y beneficios de la nanotecnología

La ciencia y la tecnología que viene pueden ser utilizadas para que se mejore la calidad de vida del ser humano o para su perjuicio. Esta nota se enfoca en los beneficios que tiene la nanotecnología como así también sus riesgos.

La nanotecnología tendrá un impacto enorme en todo el mundo, de una u otra manera cada individuo de la sociedad será alcanzado por esta tecnología. Por ello se está discutiendo y reclamando un mayor control y una regulación estricta.

Se debe garantizar una “nanotecnología responsable” que se enfoque en su buen manejo y que se controlen los riesgos potenciales y se maximicen los beneficios. Esta nueva tecnología avanza con rapidez, y nos obliga a ir pensando cómo vamos a lograr controlar su mal uso. La nanotecnología responsable sólo podrá darse cuando cada persona tome conciencia sobre lo que esta tecnología puede causar, como creadores o consumidores de la misma.

Beneficios de la nanotecnología

Filtros físicos con poros nanométricos pueden eliminar el 100% de bacterias, virus y hasta priones. Una tecnología de separación eléctrica que atrae a los iones, eliminando sales y metales pesados. Se podría reducir las enfermedades relacionadas con el agua, que suponen la causa de la muerte de miles, tal vez decenas de miles de niños cada día.

Las herramientas de la investigación y la práctica de la medicina serán menos costosas y más sensibles. La investigación y los diagnósticos serán más eficaces, lo que permitirá una capacidad de respuesta más rápida para tratar nuevas enfermedades.

Numerosos pequeños sensores, ordenadores y diversos aparatos implantables de bajo costo permitirán un control continuo sobre la salud de pacientes así como tratamiento automático.

Usando nanotubos semiconductores se han desarrollado circuitos de computadoras de funcionamiento lógico y transistores, incrementando su velocidad, disminuyendo el consumo y aumentando las funciones. El desarrollo de las nanomemorias es importante para atender las crecientes demandas de capacidad de procesamiento y memoria de los multimedia en desarrollo.

Los nanocementos reducirán las emisiones de CO2 en su fabricación en un 50%, por producirse a temperaturas más bajas que los actuales cementos. Y también cuando se lo utiliza, durante su fraguado, debido a la emisión de oxígeno en lugar de CO2.

Riesgos de la nanotecnología

No se tiene demasiado conocimiento de cuáles serían los efectos en el ser humano de aplicar técnicas tan revolucionarias. Uno de los puntos preocupantes es que las nanopartículas de fábrica pueden penetrar en zonas del cuerpo humano inaccesibles a partículas más grandes, y el remedio podría tornarse peor que la enfermedad. Además las nanopartículas se mueven de la madre al feto a través de la placenta.

Otra de las posibles consecuencias es que la nanoenergética haría posible la fabricación de armas letales con mayor fuerza detonante que las bombas utilizadas hasta el momento.

El dióxido de titanio y el óxido de zinc usados como nanopartículas en bloqueadores solares producen radicales libres en las células de la piel, dañando el ADN.

Las nanopartículas se acumulan en los órganos de animales de laboratorio (hígado y pulmones). Esto podría dar origen a tumores. Los nanotubos similares a finísimas agujas, podrían clavarse en los pulmones con efectos parecidos al que provoca el asbesto.

Se demostró que las nanoesferas de carbono disueltas en agua, simulando un grado de contaminación ambiental común, dañan el cerebro de los peces y provocan mortandad en pulgas de agua.

A pesar de que la nanotecnología nos lleve a un futuro muy inimaginable, donde puede resolverse muchos de los problemas que tiene actualmente la sociedad, un error o su mal uso puede afectarnos de tal manera que incluso lleve a la sociedad a un mundo mucho peor del que actualmente se encuentra.