Si los insectos desaparecieran

Si los insectos desaparecieran

Hace tiempo que tengo la intención de escribir sobre este tema pero, siempre se me complicó a la hora de relatarlo de una forma sencilla y que se entienda.

Más que nada hacer hincapié en las consecuencias que trae la exterminación de algún individuo, es decir, cómo se modifica la vida tal como la conocemos cuando desaparece una especie de la faz de la tierra. Cómo, la ausencia de determinados seres vivos, puede impactar en la vida cotidiana de los seres humanos.

Nos cuesta ver con claridad las consecuencias de nuestras acciones a largo plazo, sobre todo aquellas que afectan a la naturaleza. El hombre, tiende a pensar que lo que sucede hoy se debe a las acciones vividas días atrás, no es tan así. Varias de las adversidades que vivimos son consecuencias de acciones realizadas por el hombre muchos años atrás y durante un período de tiempo extenso.

Estos temas, por más claros que uno los tenga, son muy difíciles de transmitirlos de forma simple y clara.

La ayuda llegó desde el programa Científicos Argentinos donde, en la sección “Todo Bicho que Camina”, realizaron el siguiente relato. El mismo hace referencia a la supuesta desaparición de todos los insectos de la tierra.

RELATO

Si de repente desaparecieran los insectos, no habría cucarachas, piojos, pulgas y moscas. Sería el fin de las enfermedades de Chagas, de la Malaria, el Dengue y de la Fiebre Amarilla. En poco tiempo se morirían de hambre las aves y otros animales que se alimentan de insectos.

Y al no haber insectos para polinizar, desaparecerían la mayoría de las plantas con flores, incluidos los frutales. Las plantas polinizadas por el viento también se verían afectadas por que los insectos son los principales organismos que renuevan la calidad del suelo. Entonces se extinguirían los animales que se alimentan de hojas y frutos.

Sin plantas no se podrían criar vacas, ovejas, ni aves de corral. La falta de alimentos provocaría una disminución drástica de la población humana. Y habría luchas para controlar las escasas fuentes de comida.

Por el contrario, si los seres humanos desaparecieran, los únicos afectados serían los piojos que viven sobre las personas. El resto de los insectos seguirían sus vidas como si nada hubiera pasado.

 

Algunas acotaciones para aclarar posibles puntos difíciles de entender.

  • En el relato se nombran algunos insectos a modo de ejemplo pero el supuesto es que no queda ni un solo insecto sobre el planeta tierra;
  • Las enfermedades que nombra son aquellas que son transmitidas por insectos;
  • La polinización es la acción de unir el polen con el óvulo, acción que llevan adelante los insectos en las plantas con flores. Al no existir la polinización no hay posibilidades de fecundación y por ende hay ausencia de frutos y semillas, que son fundamentales para la reproducción de estas plantas.
  • Los insectos presentes en el suelo permiten que la materia prima se recicle, cuestión fundamental a la hora de nutrir las plantas, ya que son los responsables de hacer disponibles los nutrientes necesarios para los vegetales.
  • Al morir los vegetales, se mueren los animales vegetarianos y por ende los carnívoros. En definitiva nos quedamos sin fuentes de alimentos.
  • El ser humano es más dependiente de los insectos que ellos de los seres humanos.

“Si el humano desapareciera le haría un favor a la naturaleza”. Esta frase es muy dura, aunque se puede expresar diferente para que sea positiva y motivadora al cambio, cambio que es urgente hacer… “Si el estilo de vida del ser humano moderno desapareciera, le haría un gran favor al planeta”.

 

Fuente: Programa “Científicos Argentina”. Canal Siete.