Sistemas Silvopastoriles

Sistemas Silvopastoriles

Un Sistema Silvopastoril es una opción de producción pecuaria que involucra la presencia de especies leñosas perennes como árboles y arbustos, interactuando con forrajeras, herbáceas y animales. Todos ellos bajo un sistema de manejo integral.

A diferencia de los sistemas puramente forestales, los sistemas silvopastoriles tienen como objetivo implementar pautas de manejo que permitan  lograr productos de mayor valor. En efecto, mientras que los sistemas forestales tienen por objetivo la obtención de mayor volumen por unidad de superficie, el sistema silvopastoril busca lograr rollizos de mayor diámetro, lo cual es una característica que le otorga mayor calidad.

El sistema productivo silvopastoril requiere el manejo de algunas variables.

  • a) Elección de la especie forestal: dependerá del sitio y el objetivo de producción. Además, es importante considerar cómo el mismo responde ante su inclusión en un sistema agroforestal.
  • b) Preparación del terreno e implantación: la preparación del suelo será similar al de cualquier cultivo agrícola. El material de propagación puede variar dependiendo de la especie a plantar.
  • c) Manejo del pastizal: debajo de los árboles se desarrolla vegetación herbácea, gramínea y leguminosa, que tienen distinto valor forrajero y diferentes hábitos de crecimiento. El diseño y la distribución de los árboles definirán la posibilidad de desarrollo de dicha vegetación.
  • d) Componente ganadero: el engorde de novillos en sistemas silvopastoriles, dadas las características del forraje que crece a la sombra de los árboles, hace que se alargue el ciclo de “terminación” de éstos. Por ello, se prefiere la cría como actividad, ya que requiere una dieta de mantenimiento más que de engorde. Es recomendable la entrada de los animales al lote a los 3 – 4 años de implantada la forestación.
Ventajas
  • a) Sustentabilidad ambiental: se ha observado que los sistemas silvopastoriles son capaces de generar un microclima: durante el verano, la sombra reduce el stress provocado por el calor sobre el ganado, y reduce la pérdida de palatabilidad y turgencia sobre del forraje, permitiendo el consumo del mismo y aumentando la ganancia de peso de los animales. Durante el invierno, los árboles proveen protección contra las heladas. El ganado permite controlar la aparición de malezas resistentes a la sombra y ayuda a combatir el riesgo de incendio dado que se alimenta de la materia seca que se encuentra debajo del bosque. Comparado a otros sistemas productivos, el sistema silvopastoril  provee un alto grado de cobertura del suelo y por ende contribuye a disminuir la erosión del mismo. Otra ventaja son los efectos sinérgicos producidos por la interacción del árbol con el suelo, la vegetación acompañante y los animales, representando un mejor funcionamiento biológico del sistema.
  • b) Uso de otras razas bovinas: Permite reemplazar el ganado más rústico por razas con sangre británica, logrando mayores tasas de crecimiento y cortes de alto grado de terneza.
  • c) Calidad del producto: Por calidad del producto se entiende a la generación de rollizos con mayor diámetro y con menor cantidad de nudos muertos, los cuales no son deseables en el mercado maderero.
Dificultades para su implementación

Al tratarse de una nueva tecnología, y al haberse realizado relativamente pocos trabajos de investigación al respecto, los productores se enfrentan a una situación de incertidumbre. También se dificulta su implementación por la competencia que podría existir entre el componente arbóreo y el forrajero por luz, agua y nutrientes en el caso de no realizar todas las actividades de manejo necesarias en tiempo y forma.

s3