Tecnologías limpias

Tecnologías limpias

Llamamos Tecnología a todo aquello que permite diseñar y crear bienes y servicios que facilitan la adaptación al medio ambiente y satisfacer tanto las necesidades esenciales como los deseos de la humanidad.

Hemos llegado a un nivel de contaminación tal que hoy se habla de Tecnologías limpias.  Estas tecnologías son aquellas que, además de facilitarnos la vida, son ambientalmente apropiadas. Es decir, son limpias porque no emiten contaminantes al ambiente.

El cambio climático demanda hoy más que nunca el uso de tecnologías innovadoras que permitan resolver los desafíos medioambientales. Esto genera oportunidades para desarrollar nuevos negocios, lo que puede beneficiar a las empresas que trabajan con tecnologías limpias.

Las tecnologías limpias persiguen varios objetivos:
  • Reducir las emisiones y/o descargas de contaminantes.
  • Reducir el consumo de materias primas, energía y agua, sin provocar el incremento de otros contaminantes.
  • Reducir la generación de residuos.
  • Aumentar la recuperación y reciclado de sustancias generadas y utilizadas en el proceso, y de los residuos.
  • Utilizar sustancias menos peligrosas.

Varias de las tecnologías limpias han surgido debido al aumento de los costos de materias primas, energía y normativas relacionadas a los residuos producidos. La industria se ha replanteado sus métodos de producción, enfocándose en un mejor aprovechamiento de las materias primas y de la energía, como así también el tratamiento de los residuos generados. El uso de tecnologías limpias en la industria disminuye la necesidad de tratamiento o eliminación de residuos y reduce la demanda de materias primas, energía y agua.

Algunas tecnologías limpias que se han desarrollado son:
  • Aprovechamiento de la energía hídrica, solar, eólica y actualmente la energía geotermal;
  • Motores eléctrico, a hidrógeno y últimamente se están desarrollando a aire comprimido;
  • Hay países que aprovechan la energía generada por las mareas y olas de los mares;